El TrumpCare y como nos afecta

Esta semana se dio a conocer lo que podría ser la siguiente ley de cuidado de salud (TrumpCare), oficialmente conocida como Better Care Reconciliation Act, por parte de los senadores Republicanos. Una discusión que hasta este día se había mantenido en secreto. Esta ley es parte del esfuerzo del Congreso Republicano por reemplazar el ‘Affordable Care Act’, también conocido como ObamaCare, la cuál entraría en función en Enero del 2018.

La Cámara de Representantes público su propuesta, American Healthcare Act, en Marzo 2017, y en Mayo del mismo la Cámara votó para aprobar la ley. La ley fue aprobada con un márgen estrecho, enviándola al Senado para su deliberación. El senado se ha encargado de hacer algunas modificaciones a esta ley; de manera particular, esta ley cae bajo la clasificación de ley de reconciliación, la cuál forma parte del proceso de presupuesto federal: la ley no puede durar más de veinte horas bajo debate en el Senado, y puede ser aprobada por el Senado con una simple mayoría de votos.

Foto: Wikipedia

Esta nueva ley no es nada más que una gran reducción de fondos a los programas de cuidado de salud, así como la reducción de impuestos a compañías de cuidado de la salud y personas con altos ingresos. Algunos de los cambios importantes que el Senado hizo a la propuesta de la Cámara de Representantes, la cuál se publicó en Mayo, son:

  1. A diferencia de Obamacare, la nueva ley no requiere que todas las personas tengan seguro médico, sin embargo, esta nueva ley tampoco requiere que las compañías grandes ofrezcan seguro médico a sus empleados. Bajo Obamacare, las compañías que no ofrecieran seguro médico, eran penalizadas.
  2. Las compañías que proveen seguro médico pueden cobrar hasta cinco veces más a personas mayores de edad que a jóvenes. Con Obamacare, las compañías solo podían cobrar tres veces más.
  3. Elimina la expansión médica a Medicaid impuesta por Obamacare, incluyendo recortes de fondos aún mas profundos a Medicaid.
  4. Con Obamare, las compañías de seguro médico, debían cubrir beneficios básicos como visitas anuales. La nueva ley deja esta bajo la jurisdicción de los estados, creando la posibilidad de que las compañías excluyan estos beneficios básicos.
  5. La organización de Planned Parenthood, la cuál es la organización mas grande en Estados Unidos que proporciona cuidado de salud sexual no recibirá fondos por un año, privando la organización de más del 40 por ciento de su financiamiento.
  6. Elimina los impuestos a las compañías de salud y personas de mayor ingreso que Obamacare imponía para financiar la ampliación de su cobertura.

La propuesta de los Republicanos favorece un sistema descentralizado, dándole más poder a los estados al quitarle poder de regulación al gobierno federal. Los Republicanos aseguran que su legislación va a ayudar a que las personas paguen sus facturas médicas mientras que la realidad es que esta ley no solo va a reducir los impuestos a las personas con mayores ingresos y a las compañías de seguros médicos, sino que también reducirá fondos a programas y organizaciones importantes de esta nación. La oficina de presupuesto del Congreso (Congressional Budget Office) estima que con esta ley 24 millones de personas perderían su seguro médico para 2026; en ese año existirían 54 millones de personas sin seguro, en contraste con 28 millones bajo la ley actual.

Los Republicanos pueden decir que esta ley será mejor una mejor opción que Obamacare, pero hasta sus propios análisis indican lo contrario.

Facebook Comments